Cosas del Camino

Segunda Edición

Mario Conde

Para la gran mayoría resultaría difícil de creer la afirmación que el autor de Cosas del Camino recoge en el prólogo de su libro de no albergar ningún propósito al escribirlo. Al fin y al cabo se trata de un conjunto de reflexiones meditadas profundamente durante sus años de reclusión en la prisión, tras más de medio siglo vivido (nunca mejor dicho) con una intensidad fuera de lo común.

Es probable que la profundidad proporcionada por un trozo de tiempo lo suficiente-mente amplio conjugado en gerundio y la soledad de su estancia en prisión lo que justifica el sentido de escribirlas. Además, por supuesto, de un silencio que permitió que tales reflexiones "llegaran a él"  y le permitieran "mirar por la rendija de la muerte y ver una esplendorosa vida".  

Se trata de un  libro que puede ser leído varias veces ya que como afirma el autor, "aunque no cambia el libro, puede cambiar el lector". Es muy probable que si el lector se lo propone así sea, ya que la excepcional y controvertida figura del autor no deja indiferente a nadie en la sociedad española y mucho menos sus reflexiones. Pero para ello es necesario recurrir a la perseverancia y tener muy en cuenta dos aforismos de Cosas del Camino para el potencial lector que se precie de serlo si al hacerlo, pretende no solo leerlo, sino sobretodo, metabolizar su contenido recorriendo una senda de reflexión que le permita entre otras cosas, conocerse mejor y actuar en consecuencia: "Si vinculas tu progreso espiritual a tu autoestima, perderás ambas", ya que "en el peregrinaje hacia el conocimiento de uno mismo hay que superar el asco que se produce al avanzar".

Cosas del Camino es el relato de una etapa que permitió al autor encontrar “brillo en la oscuridad y musicalidad en el silencio”. Ello equivale a dejar que el lodo se asiente en el pozo, algo que fue posible gracias a un viaje al interior de si mismo imposible de recorrer de haber estado sometido al ruido de los humanos, tan característicos en etapas anteriores de excesiva notoriedad mediática. Las reflexiones, por así llamarlas, dejan entrever conclusiones sobre los diferentes pasajes de la controvertida vida del autor, de su búsqueda espiritual y metafísica, sus relaciones con el poder y finalmente, el encuentro de una “verdad” basada en la“experiencia”.

Son de sobra conocidas las ideas de Mario Conde acerca del Sistema, pero algunas delatan una evolución positiva y sorprendente en alguien que, no por ser popular, puede parecer que carece de ese aura de misterio que le permite seguir siendo un gran desconocido para la gran mayoría. Así se refleja como cuando afirma que "El fundamento de un Sistema son intereses disfrazados de postulados racionales. ¿Cómo evitar entonces que todo centro de poder lo sea en realidad de intereses?". Es una frase cargada de un contenido que define parcialmente su pensamiento actual, un pensamiento que según Mario Conde no es suficiente para acceder a la verdad ya que en ese difícil camino es necesario recurrir a la conducta que delata nuestra conciencia que no sólo "siente miedo de saber como somos" sino que con demasiada frecuencia escabulle el presente porque "preferimos hablar de cómo nos gustaría ser".

Es probable que el lector coincida en algunas de las reflexiones, ya que muchas de ellas delatan una verdad en muchos casos inconveniente. No tiene demasiado sentido afirmar que Mario Conde pretenda ratificarse en sus creencias ni tampoco alimentar la planta del rencor cuando el autor, desde la profundidad de su experiencia vital además de su conocida condición de abogado del Estado, afirma con rotundidad que "El hombre justo es lo opuesto de el hombre de la Justicia", una institución que con demasiada frecuencia tiene en la prueba a un “criado de sus intereses", y de ahí que la revolución no sea más que "la ruptura de la red de intereses que soporta el Sistema". Otras percepciones como "lo que los humanos llaman paz solo sea un recreo de su violencia" tienen lugar con demasiada frecuencia, y para ello no sólo es necesario recurrir al telediario, basta con echar la vista atrás y contemplar la historia del hombre en la tierra, o mejor dicho, la historia del hombre contra el hombre.

Tiene cierta credibilidad la afirmación inicial del autor de que es la ausencia de propósito lo que le impulsa a escribir estas reflexiones. No busca Mario Conde imponer una verdad sino autoexcluirse de tal pretensión, tan de moda a lo largo de la historia del hombre consciente. Como decía Krishnamurti, uno de sus principales influencias espirituales, “la verdad no tiene caminos”, y ahí Mario responde que la mejor forma de destruirla es ”institucionalizarla, convirtiéndola en Sistema". Cosas del Camino es un libro que desafía el sendero de una cultura la occidental que deambula regida por el "principio de lo conveniente", un principio que según el autor, permite "ganar batallas, pero no la guerra".

Envío GRATUITO
a toda España

Libro impreso

Datos del libro

  • Libro impreso
  • ISBN: 978-84-936029-9-4
  • Páginas: 192
  • Tamaño: 16 x 16

Aún no hay comentarios

Enviar comentario

Editorial Nous
Avda. Compostela, 24
27620 - Samos

Telf. +34 900 525 257
Email: nous@editorialnous.com

Cómo comprar | Condiciones de uso | Información legal | Protección de los datos

Gestionado con SoyEditor 2.01